La historia 

Mató, también llamado “brossat” o “recuit”, es un queso fresco graso típico de la gastronomía  de la zona de Catalunya y Illes Balears. De origen medieval, su elaboración era  completamente artesanal: en esa época eran las mujeres de los pastores que trabajaban la leche sobrante de los ordeños, para la posterior venta del queso en casas y mercados.

Hoy en día el proceso se ha industrializado aunque todavía existen lugares donde se respeta esta tradición.

682px-Mel_i_Mato_(Camp_Portel)

Mel i Mató

La base de la preparación es un cuajo de leche de cabra u oveja, con un coagulante vegetal extraído de la flor del cardo (Cynara Cardunculus) y zumo limón. Son modificaciones fisicoquímicas de la caseina (proteína láctica) que conducen a la formación de un coágulo. El resultado es una textura suave y grumosa, parecida a la de la ricotta en Italia o el requesón en España.

Lo servimos

Nuestro Chef Carlos Martínez interpretó el  famoso postre tradicional catalán mel i mató y lo presento aplicando dinamismo, dándole otro aire mas fresco a la presentación. Emplatado con nueces y pasas sobre una tierra de crocante de galleta con un helado de canela.

la foto

 

Posted Manu Orna & Maiol Rodriguez